Crazy, Stupid, Love: El amor es lo que tiene

[xrr rating=3/5]
Recién abandonado su papel de Michael Scott en la serie The Office, Steve Carell produce y protagoniza un papel hecho a su medida en la comedia romántica Crazy, Stupid, Love (2011)
Cal Weaver (Steve Carell), un hombre de cuarenta y tantos años y de carácter tradicional, está viviendo el sueño de su vida: tiene un buen trabajo, una casa bonita, unos hijos fantásticos y está casado con su novia del instituto. Pero cuando Cal se entera de que su mujer, Emily (Julianne Moore), le ha engañado y que quiere el divorcio, su vida “perfecta” se desmorona. Cal, que lleva décadas sin tener una cita, destaca bastante entre los solteros por su desmesurada torpeza. En una de sus noches libres, que aprovecha para amargarse solo en un bar de la zona, el apuesto casanova Jacob Palmer (Ryan Gosling) convierte al desgraciado Cal en su protegido y lo recluta como compañero de ligue para sus conquistas de soltero. Con la intención de ayudar a Cal a superar lo de su mujer y a comenzar a vivir la vida, Jacob le descubre las muchas opciones que tiene delante: mujeres con las que flirtear, bebidas varoniles, y un peinado y estilo de vestir excepcionales. Cal y Emily no son los únicos que buscan el amor en lo que podría ser una historia de amores no correspondidos: el hijo de 13 años de Cal, Robbie (Jonah Bobo), está enamorado de su canguro de 17 años, Jessica (Analeigh Tipton), quien a su vez, está totalmente colada… por Cal.
Aunque prodría parecer la sinopsis de cualquier comedia romántica del montón, nos encontramos ante una película más adulta y original en su propuesta. La película pocas veces cae en los tópicos edulcorados de las comedias románticas e incluso le añade un tono agridulce a un guión que a ratos recuerda a la maravillosa Love Actually (2003) de Richard Curtis, sobretodo por el uso de las historias cruzadas y porque ambos hablan del amor en todos sus aspectos: el primer amor, amor por despecho, amor verdadero, etc. Otro gran acierto de la película son sus actores, y aunque Steve Carell ya había demostrado con creces sus dotes interpretativos en Little Miss Sunshine (2006) el papel principal le va hecho a medida encarnando al perfecto tipo normal, mención aparte merecen Ryan Gosling, alejado de sus papeles más serios y la siempre adorable Emma Stone. En resumen, Crazy, Stupid, Love (2011) es una buena historia que habla sobre el amor, ese sentimiento que puede hacerte feliz y desdichado en un suspiro.
 
Lo mejor: Los actores, destacando a Steve Carell y Ryan Gosling.
Lo peor: Las partes edulcoradas que tiene.
 

Dinos tu opinión!

0 0

2 Comments

  1. Esta no la he visto, pero Love Actually me pareció un truño de dimensiones cósmicas, incluso dentro de su género….

    Reply
  2. Al loro con McFly! Love Actually es la mejor comedia romántica de la última década… además sobrada!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.