El libro de la vida: muertos de muy buen ver

[xrr rating=4/5]
Lo reconozco, no soy un entendido de la cultura mexicana. Mis conocimientos se reducen a las películas de Cantinflas, el Santo y todo lo que pude aprender de la cultura de los muertos en ese mítico videojuego llamado Grim Fandango (y que solo recordarán los que vivieron esa era dorada de las aventuras gráficas para PC). Pero también es cierto que desde que jugué a ese juego he sentido cierta fascinación por la estética asociada al Día de los Muertos mexicano. Tiene un punto kitsch, incluso hortera, pero a la vez es algo muy Pop. Es por esto que la simple premisa de “El libro de la vida” ya me llamó la atención, y con ver el tráiler ya casi me convenció de que me iba a gustar. Sí, es algo muy superficial, es pura estética, ¿pero cuántas veces hemos elegido un libro, una peli o un tebeo solo por su portada?
Si empezamos por la estética, “El libro de la vida” no decepciona en absoluto. Es una fiesta visual, un espectáculo para las retinas del espectador. Probablemente sea una de las propuestas visuales más coloridas y más detallistas que se pueden ver últimamente. La historia nos la cuentan una guía de un museo a través de unos muñecos, y la villa donde transcurre dicha historia está habitada por unos personajes hechos de madera, emulando los que hay en el museo. Pero después la historia se traslada al mundo de los muertos, y donde antes dominaban las texturas de madera, ahora tenemos a unos personajes hechos de hueso. Toda la escenografía está cuidada con mucho mimo, y el viaje al mundo de los muertos es una orgía de colores y detalles decorativos, algunos de los cuales probablemente pasen desapercibidos en un primer visionado. Pero aparte, hay que sumarle otro de los puntos fuertes, la música. Una mezcla de canciones Pop modernas y no tan modernas, algunas con versiones tuneadas para la ocasión, y que provocarán más de una sonrisa. Quizás sea ese constante estímulo visual y sonoro lo que hace que la trama, no termine siendo tan importante.
Pero lo cierto es que quizás, su punto débil es precisamente su guión. No porque esté mal, no deja de ser el típico viaje del héroe, la típica lucha entre el bien y el mal, sobre el amor, la amistad, etc. Nada de malo en todo ello, y mucho menos cuando estamos hablando de una película que juega con todas sus cartas boca arriba. Esta no es la típica película con varias lecturas, una para los niños y otra para los adultos. “El libro de la vida” es una historia simplemente familiar, y de hecho se esfuerza mucho por hacer entender a los niños lo que está pasando a cada momento (y quizás sea esto lo que hace más tedioso el asunto para el adulto). También es posible que algunos le echen en cara sus más que evidentes parecidos con La novia cadáver, y es que tanto estética como argumentalmente tienen mucho que ver. Pero os podemos asegurar que la forma de enfocar «la muerte» desde el punto de vista mexicano tiene poco de gótico.
Voy a insistir, no es una mala historia, simplemente bastante típica. Pero el espectáculo visual es simplemente fabuloso, tiene momentos realmente divertidos, y estoy seguro que a cualquiera con cierto gusto por la animación le encontrará más de un motivo para verla.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.