Follow

Géminis: ideas clonadas

Una película sobre los clones, la lucha con tu yo mejorado, los dilemas personales del «original» y la «copia», los éticos de los que los crean y dirigida por Ang Lee parecían unas premisas con poco lugar al pesimismo. Sin embargo, el director chino, capaz de grandes películas, de suntuosas producciones, de encarar con igual maestría una superproducción llena de efectos especiales y acción con otra modesta de época basada en los personajes, desgraciadamente aquí ha aumentado la aún breve pero significativa lista de su películas menores o fallidas.

Will Smith es un asesino del gobierno que se hace viejo y al que su joven y mejorado clon quiere eliminar

‘Géminis’ (‘Gemini Man’) parte de una idea tan buena como factible en un futuro no muy lejano, con la apuesta segura de Will Smith y con unas implicaciones éticas, sociales y personales brutales, pero enseguida te das cuenta que va a ser poco más que una buena cinta de acción, que hoy en día es como decir mediocre, viendo el nivel alto incluso de un género al que se exige tan poco a veces. Si lo comparamos con escenas de John Wick o Jason Bourne (referente en cuanto a estudio de identidad se refiere), personajes que pueden venirnos a la mente para compararlo con el asesino a sueldo que interpreta Will Smith que ya no puede mirarse al espejo, palidece aún más, en personaje y en las escenas de acción, a pesar de que Ang Lee es un consumado especialista y se muestra cuidadoso en el realismo actual imperante. Y es que el CGI no alcanza aún el nivel de realismo para no distinguir el actor en su edad de su copia más joven generada por ordenador (aunque falta ya poco) y la decisión de rodar a 129 fps tampoco ayuda mucho en el conjunto, aunque sí y mucho en las escenas más trepidantes, más propias eso sí de videojuego, o esa impresión da.

Pero la factura técnica, aún así, es digna de mención y donde al menos se nota el esfuerzo y el trabajo técnico que conlleva. Lo más decepcionante sin duda es el guión, que partía de una premisa muy atractiva e ideal para hacer una gran película o al menos una obra gamberra y sin complejos, y se queda en un argumento ramplón y lleno de clichés (villano incluido con un Clive Owen desaprovechado), con lagunas y aristas interesantes sin desarrollar, para finalmente quedarse en una cinta más de acción con moralina y final previsible.

‘Géminis’ parecía un posible referente reflexivo pero a la vez entretenido de la futura revolución genética, de las implicaciones éticas y del verdadero valor de la identidad, pero no sólo no ahonda en nada de ello al menos con la calidad exigible a Ang Lee sino que tampoco saca el director taiwanés sus esencias en cuanto a habilidades y toque en cintas de este tipo. Una pena porque un director que ha perpetrado ‘Tigre y dragón’ o ‘La vida de Pi’, ‘El banquete de boda’ o ‘Brokeback Mountain’ hay que exigirle lo máximo.

3.4
Mala

Dí la tuya!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.