Infierno azul: surfista vs. tiburón

[xrr rating=2.5/5]
Mucho hablamos de Almodóvar o Amenábar, pero si alguien puede presumir de taquilla y de títulos rodados en Estados Unidos, es Jaume Collet-Serra. No tiene los premios de los anteriores, pero su bagaje es ya notable: 7 películas, todas ellas americanas y con números de taquilla muy notables, sobre todo con su «trilogía» con Liam Neeson. Bien es cierto que vive desde los 18 años en Estados Unidos y estudió cine en Los Ángeles, comenzando como realizador de videoclips (todo un clásico).
Su séptimo título es ‘Infierno Azul’, una especie de ‘Tiburón 2.0’ y que nada tiene que ver, como habitualmente, la traducción en español con el título original: ‘The Shallows’, que se puede traducir como ‘aguas poco profundas’. Y efectivamente, parafraseándolo, Collet-Serra no pretende adentrase en el océano de logros que supuso el ‘Jaws’ de Spielberg desde el punto de vista técnico, de uso musical, de símbolos y distribución de la película. No vamos por tanto a compararla con una obra maestra aunque el tema, aparentemente, es el mismo: un gran tiburón haciendo de las suyas en su coto de caza porque unos surfistas acaban siempre descubriendo playas tan recónditas como perfectas para surfear.
hqdefault
Pero ‘Infierno azul’ deriva hacia derroteros más actuales, usando unos pocos actores de muy secundarios (incluyendo a Óscar Jaenada haciendo de nuevo de mexicano) y centrando la trama en la lucha entre una americana surfera y el tiburón, aderezado todo ello con las sempiternas como innecesarias seguramente pinceladas familiares y dramáticas para empatizar con el sufrimiento de la protagonista y el tan americano afán de superación y lucha desigual. En este punto es donde el Collet-Serra se alza como un autor totalmente americano para lo bueno y lo menos bueno, incluyendo como ya hizo en ‘Non-Stop’ el recurso de la multipantalla para mostrar lo que escribe la protagonista en su smartphone o lo que se va grabando en la cámara acuática. Un cine por tanto totalmente adecuado a los tiempos actuales y que lo aleja aún más del clásico spielbergiano, adaptado totalmente a la tendencia del cine actual.
Es notable pues la parte técnica pero no le resta mérito las posibilidades actuales; el uso de la cámara y las espectaculares escenas de surfeo, donde parece que la protagonista, Blake Lively, toma olas de verdad (no se distingue si se usó doble o aprendió para el papel). Lo que si es irrefutable es que esta modelo y actriz, pareja de Ryan Reynolds, hace un gran trabajo tanto físico como actoral y convierte todo en bastante creíble. Una hora y media entretenida, recreando una vez más la lucha por la supervivencia y los recursos al límite de los humanos frente al instinto animal, sin mayores originalidades pero bien rodada y que te mantiene en tensión hasta el esperado final.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.