La Purga vs Move Up: just do it!

Lo que a priori podría parecer una peregrina idea para hacer una película, qué pasaría si diéramos rienda suelta a nuestros instintos más reptilianos durante una noche, ha desembocado en dos películas: The Purge (2013) y The Purge: Anarchy (2014)Como se suele decir: menos da un piedra, sobre todo, si quien las produce fue el dir. de dos señoras piedras: La Roca Armageddon.
Pero pongámonos serios y citando a Daniel Goleman, centraré el focus del tema más allá de lo meramente obvio. Quizá así podamos explicar por qué los americanos ha ido al cine a ver algo tan simple y qué neuronas culturales se han conectado para convertir estas películas en un éxito de taquilla. Para ello contaré con la lectura interesantísima del último libro de Andrés Roemer & Clotaire Rapaille, Move Up.
En la cultura judeocristiana durante esa etapa tan negra como la peste, a los siervos de la Iglesia se les daba one day off para poder hacer lo que les diera la gana, es decir, tenían su propio día de la purga. Era un desfase total, podían comer y beber como en esos self-service donde siempre me ha llamado la atención el eat all you can. Además podían orinar y defecar a lo concierto guarro y tener sexo con personas de cualquier sexo, incluso, podían mofarse de la Biblia.
Este concepto de la liberación, de escapar de la represión, recordemos que fue el origen de la nación americana. Cuando los primeros colonos llegaron a América, no fue porque pasarán por allí, venían buscando una purga definitiva de la religión y de la monarquía inglesa fuertemente represivas. Hay un concepto que en el libro de Andrés Roemer & Clotaire Rapaille se repite constantemente: aquellas sociedades más represivas serán las que menos avancen (move up). La no actualización de cómo se interpretan los textos religiosos, la no reescritura de las leyes y del entendimiento de la propia sexualidad mas allá de un modo de supervivencia y la no integración de la mujer en sociedades altamente machistas son las claves para escapar de la presión, a la postre, represión.
En el film, el irónico autodenominados Nuevos Padres Fundadores de América lo tienen claro: el uso de las armas es el sistema de violencia más eficaz y aceptado culturalmente. Gracias a la purga justifican la casi eliminación de la delincuencia: un argumento totalmente maquiavélico y demagógico como el que utilizan ciertos países para justificar la pena de muerte. Para otras culturas que han evolucionado (move up) con diferentes patrones, como sería el caso de Francia, antítesis americana, el uso de las armas de fuego como un derecho constitucional sería impensable. Por contra, antes aceptarían un día de purga sexual, la auténtica violencia para la cultura americana. Y es que la cultura es un lugar común donde toda sociedad debe encontrarse en armonía y cada cual poder elegir si quiere quedarse o cambiarEso es avanzar, evolucionar, tan sólo hazlo.
Richard Dawkins, el teórico evolutivo contemporáneo más provocador, nos recuerda: el hombre es una máquina de sobrevivir…con el fin de preservar su gen egoísta. La supervivencia de los protagonistas por las calles de L.A. tras el inicio de las 12 horas que dura la purga, es una vuelta atrás a los orígenes de los protoprimates. El altruismo del líder, su generosidad con los suyos, más en la línea de las tesis del primatólogo Pablo Herreros que del gen egoísta de Richard Dawkins, se revelarán fundamentales en un film, donde para obtener la calificación para todos los públicos, la violencia no será tan explícita como se nos parecía vender en un inicio. No podemos hablar de escenas memorables y es una lástima porque con un poquito más de presupuesto, tendríamos alguna cara conocida que le diera más empaque a esta serie B muy en la línea del ahora maestro John Carpenter. La idea de que las clases pudientes compren a sus víctimas para así no tener que salir de casa es de lo más bizarro; en la escala evolutiva ellos serían el pez gordo y ya sabemos qué pasa con los pequeños…¿o no?
Anarchy: La Noche de las Bestias (The Purge: Anarchy) no es digna de estar en ninguna cinemateca, (estoy desacuerdo con mi compañero Félix Esteban de especialistamike ) pero toca de pleno la historia evolutiva culturalmente hablando de los estadounidenses, un país apasionante en toda su dimensión reptiliana, donde con un simple y conciso: just do it! (move up) podríamos liberar esas válvulas que tan confiados nos hemos dejado cerrar.
 
 
 
 
 
 
 

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.