Lejos del mundanal ruido: ser mujer en el XIX

[xrr rating=3/5]
En 1967 Joel Schlesinger nos deleitaba con la versión cinematográfica de la novela homónima de Thomas Hardy. Julie Christie parecía la perfecta encarnación de la protagonista y así fue, rodeada de un reparto perfecto y de una realización lánguida y elegante, tan decimonónica como la novela publicada en 1874. Thomas Vinterberg, autor entre otras de la magnífica ‘La Caza’, versiona de nuevo este clásico alejándose del film de Schlesinger.
‘Lejos del mundanal ruido’ (‘Far from the Madding Crowd’) recrea una época bien conocida en novelas y películas, siempre ideal para el análisis social de clases, las relaciones personales y el papel de la mujer. Carey Mulligan es la protagonista absoluta ya que la historia gira en torno a ella. Aguanta bien el tipo pero desde luego pierde en la comparación con Christie, como ocurre con el resto del reparto, que cumple pero sin brillantez.
Lejos del mundanal ruido, foto 2
Se pierde así parte de la fuerza intrínseca de la novela original: el estudio de personajes, la contradicción de una mujer adelantada a su tiempo, los convencionalismos y diferencias clasistas del medio rural en este caso, si bien se podría extrapolar al entorno urbano británico. Vinterberg, caracterizado en parte por el detallismo en la puesta en escena y en los personajes, en esta ocasión parece haberse decantado por un trazo más grueso, a pesar de que sea la novela perfecta para tal ejercicio. Las escenas y los pretendientes se suceden de manera rápida, con pequeñas lagunas estancadas donde sientes que se puede hacer larga la película.
Porque de eso trata: del periplo vital y sentimental de una mujer independiente de espíritu y económicamente gracias a una herencia, lo que le permite ser y ejercer de mujer libre y por tanto con la sartén por el mango a la hora de escoger tener o no pareja y qué pareja escoger. Pero su fortaleza se torna en debilidad y es aquí donde el film adquiere mayor calidad e interés, derivando en un análisis sobre el tipo de relaciones o de amor en virtud de la posición, los sentimientos y el sentido común. El amor tranquilo y duradero frente al casamiento lógico de la época o la relación de deseo, tres formas que aún hoy siguen vigentes y tres tipologías de hombres que también mantienen esa vigencia. Las tribulaciones y vaivenes de la protagonista quedan bien reflejadas pero falta ese plus de emoción que queda barnizado por un tratamiento final más propio de ‘culebrón’ que de novela decimonónica, aunque en parte tengan cosas en común.
Las películas de la época victoriana han dado grandes títulos en los últimos años (‘La edad de la inocencia’, ‘Sentido y sensibilidad’…) pero ‘Lejos del mundanal ruido’ no estará probablemente en esa lista, en parte por la comparación con su homóloga sesentera, en parte por su apuesta poco arriesgada y convencional, aunque con estos dos elementos siempre se puede hacer una obra correcta, como es el caso.
 

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.