Líbranos del mal: NYPD contra los demonios

[xrr rating=3.5/5]
El hombre quizá sea bueno por naturaleza… los que lo son, pero igualmente la maldad es inherente al hombre y convivimos con ella a mayor o menor escala. El agente que interpreta Eric Bana lo sabe, ve cómo las atrocidades que debe atender cada día como policía horadan su espíritu, otrora con fe y le van afectando a sus percepciones y a su vida familiar. Ahora se enfrentará a la máxima expresión del mal, al mal verdadero, el demoníaco, en un Nueva York oscuro como no se veía hace tiempo en el cine, muy en la línea de Seven, referente ya perpetuo para las atmósferas opresivas y oscuras. Lo más preocupante para la naturaleza humana o sobrehumana es que está basado en hechos reales.
Dirigida por Scott Derrickson, que maneja con soltura el género de terror con cintas como El exorcismo de Emily Rose (2005) o Sinister (2012) se vuelve a adentrar en el género del terror demoníaco pero envolviéndolo acertada y necesariamente en otro género, el policíaco, igualmente profuso en los últimos años. Si a todo ello añadimos su turbadora atmósfera y su ritmo pausado pero firme, asistimos a una mezcla de lo más eficaz que te deja pegado a la butaca en todo momento.
Libranos_del_mal
Para los que buscan un film revolucionario en su concepción, forma o fondo no encontrarán esos niveles de novedad o sorpresa, pero desde luego satisfará por igual a amantes del género policíaco, de terror, exorcismos o thriller de psicópatas, igual da. Un cóctel que en todo momento sienta bien gracias a sus ingredientes bien mezclados y agitados. Líbranos del mal (Deliver us from evil) nos muestra el terror más cercano, aquel que está en las calles, en los crímenes, como consecuencia en este caso de algo tan aterrador y a la vez difícil de creer y/o comprender como la posesión demoníaca. Lo mejor sin duda del film es el espeluznante retrato que compone el actor Sean Harris, si bien no se quedan atrás el agente especial que interpreta Eric Bana y el atípico cura-exorcista al que da vida Edgar Ramírez. Tres personas atormentadas por diferentes motivos y que confluirán en la impresionante escena final.
Líbranos del mal no intenta en ningún momento pretender acentuar más el aspecto policíaco o el de terror, manteniendo un equilibrio aunque falto quizá de más riesgo y de una dirección menos convencional. Sin embargo el reto era no chirriar en ninguna de las facetas a mezclar y lo consigue, ayudado lógicamente por la seguridad que da estar basado en hechos reales y cumpliéndose la máxima de que «la realidad supera a la ficción». Al margen de las siempre efectistas imágenes explícitas y de los ‘golpes de efecto’, el verdadero terror lo produce saber que eso ocurrió en realidad, que el mal acecha en cada esquina y el mal primario, como se llama en el argot, sea sobrenatural o psicológico, existe. Como bien está resuelto en la película gracias a la buena composición de los personajes, es que además del demonio como ente, los demonios personales nos torturan y minan igualmente en una lucha continua entre el bien y el mal.
Lo mejor: la escena del exorcismo y el endemoniado Sean Harris.
Lo peor: podría haber arriesgado más.
Estreno: 5 de Septiembre.

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.