Los Boxtrolls: stop motion mágico

[xrr rating=3/5]
Pensad por un momento en uno de esos paseos nocturnos por la ciudad, cuando los comerciantes han dejado las cajas usadas enfrente de sus locales, y vosotros pasáis sin apenas daros cuenta de que están ahí. Ahora imaginad que esas cajas, en realidad, son unas criaturas con una extraña capacidad para el camuflaje: parecen unas cajas de cartón, pero en realidad son una especie de trolls con un extraño vestido. Da un poco de miedo, y es que eso de tener trolls correteando por las calles cuando anochece, no puede significar nada bueno. Al menos eso piensa la población de Cheesebridge, un empinado pueblo obsesionado con los quesos, que aún recuerda como hace varios años esos malditos boxtrolls se llevaron a un bebé y asesinaron a su padre, el inventor del pueblo. Pero parece que alguien tiene intereses oscuros en que se propague dicha historia, que rápidamente veremos que tiene poco de verdadera. Ese niño robado fue adoptado por los boxtrolls, y ha crecido pensando que era uno más. Pero cuando el malo maloso de turno empiece a secuestrar sus compañeros, ese niño tendrá que darse cuenta de quien es en realidad.
Lo que nos ofrece esta cinta se aleja bastante de la tendencia de muchas de las películas de animación de los últimos años, que procuran entretener casi por igual a adultos y niños. Los Boxtrolls es una película dirigida a los niños, y aunque no se hace necesariamente aburrida, puede que al adulto le falten algunos alicientes más para gastarse el dinero. La única concesión quizás sean esos dos personajes que se pasan toda la película cuestionando su alineación (¿son los malos o los buenos?), y sería interesante ver qué es lo que piensan los niños al respecto. Por lo demás, la película no deja de ser una bonita pero sencilla historia sobre la búsqueda de la identidad, la de este niño que creía y se esforzaba en creer que era un boxtroll, a pesar de hablar como los humanos o ser incapaz de camuflarse como hacen sus supuestos iguales.
Quizás lo más destacable sea lo fantástica que es la animación. Y es que si no te lo dicen, es posible que creas que se ha hecho con CGI, cuando en realidad es un excelente trabajo de stop-motion, al más puro estilo Pesadillas Antes de Navidad. De hecho, al terminar la película vale la pena esperar a que termine la primera tanda de créditos, para ver un bonito vídeo de esos dos personajes de los que os hablábamos antes comentando el duro trabajo de los animadores, al mismo tiempo que podemos ver como esos animadores mueven a esos mismos personajes.
Si tenéis niños, acompañadles, no os aburriréis, y ellos seguro que disfrutarán muchísmo con los boxtrolls (con ese hablar tan «minion»), y además es posible que en la próxima carta a los reyes magos se contenten con un par de cajas de cartón vacías. ¡Una buena inversión!
Lo mejor: los diálogos entre dos de los supuestos villanos y el stop-motion.
Lo peor: la película se estira algo más de lo necesario.
 

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.