Mamá: sustos de andar por casa

Hola soy Guillermo del Toro, Guille para mis amigos, os presento a mi nuevo cuate que quiere dirigir su primera peli a partir de un corto que estos días habréis visto al desencadenaros con el pendejo de Tarantino. Aggg! todo le sale bonito!!. Mi cuate no os sonarà de nada, es argentino y se llama Andrés Muschietti, la peli es Mamá, como el corto, un film tex-mex de sustos tipo El Orfanoto (2004) y con mi toque fantástico a lo El Laberinto del Fauno (2006), espero que les dé muy buena onda!
Mamá es un film hispano-canadiense con un Guillermo del Toro como auténtico reclamo, esta vez en tareas de productor y , me atrevería a decir, de realizador encubierto a ratos. Con esta afirmación tan poco informativa como subjetiva debemos plantearnos qué vamos a ver o qué me han vendido una vez salimos del cine. Me explico…
Hablar de una ópera prima, no diré que es sinónimo de éxito, pero sí es verdad que son muchas las que nos han sorprendido: El Diablo sobre Ruedas (1971) de Steven SpielbergPosesión Infernal (1981) de Sam Raimi,  El Sexto Sentido (1999) de M.Night Shyamalan, Saw (2004) de James Wan o Moon (2009) del spaceboy Duncan Jones. Una dirección novel es siempre muy estimulante; es como cuando te invitan a una fiesta y preguntamos quién va. Cuando acaba la noche lo mejor fueron aquellos/as que no conocíamos de nada, imprevisibles, originales, desconocidos a la postre. Es por eso, que por si acaso, vamos a cerrar esta noche de terror invocando al director mexicano, que nos quede un buen sabor final.
Mamá no pretende ser un film al uso, encuadrado ,a priori, en el subgénero de las casas encantadas, hay un plano de una de las niñas sentadas delante de la chimena totalmente referencial al de la niña de Poltergeist (1982), con fantasmas paterno filiales, tan de moda últimamente, como es la fallida de Juan C. Fresnadillo o Los Otros (2001) de Alejandro Amenábar, película de la que ,seguro, productor y director en prácticas han tomado buena nota. El resultado de combinar casas poseídas, fantasmas y cuentos azulados con niños es que nos olvidamos de darle al conjunto un sentido único. Y los adultos, dónde están, qué hacen, ¿¿para qué sirven??. Lástima, porque teníamos a la actriz de moda, Jessica Chastain , La Noche Más Oscura de Kathryn Bigelow (os la recomendamos) y queda tan olvidada como su pareja de reparto, Nikolaj Coster-Waldau (Jaime Lannister, Juego de Tronos TV), mera comparsa que se pasa media película en el hospital (spoiler!!!!!!).
Con buenas intenciones está claro que no basta, ni para rodar en el cine, ni para rodar en la vida. El género de terror, de misterio, tengan o no toques sobrenaturales o fantásticos-poéticos, como le gustan a Guillermo del Toro, debe funcionar como un reloj suizo. Conseguir quer todas las piezas nos marquen el minuto exacto donde debemos temblar o saltar de la butaca es lo más complicado en este tipo de género. Porque, independientemente, de tener un buen guión, en este caso tan sólo una buena idea, un film de terror necesita que todo el conjunto tenga sentido para no fijarnos en lo que no toca, para no reír cuando hay que cerrar los ojos, para que nos vayan sacudiendo poco a poco, hasta alcanzar el clímax final. Esto en Mamá no sucede, la tensión flaquea, debido a lo previsible de la historia; tan sólo la secuecia final no despierta del sueño amodorrado…que nos vendieron como pesadilla.
Mamá sin Papá podría tirar adelante, pero Mamá sin el tío Tensión y con la prima Previsión (lo siento, pero estoy graciosete!) hacen que mejor nos tensionemos con otro tipo de cositas. Como diría un mexicano que no fuese nuestro querido Guille: Cuate!!, aquí no hay tomate!!
 
 
 

Dinos tu opinión!

0 0

3 Comments

  1. (2) Discrepo como espectador, ofendido por el supuesto camaraderismo con el que articula toda SU película. Que el director sea un novato no impide que realice su proyecto final de carrera homenajeando a sus mitos personales, Guillermo incluido. De acuerdo, no es una obra minimalista, ni original, es un popurri con una buena selección de referencias (recordemos que viene de un corto y el guión se tenía que llenar como fuera). Terror, haberlo, haylo, pero el metraje deambula también por otros géneros jugueteando, quizás intentando empañar la perspectiva de un devenir que finalmente es sorprendente, en todos sus sentidos. Remito a uno de los films olvidados, ‘The Ring’, en especial en su versión original japonesa, los flashbacks parecen ser un exacto recorta y pega, aquí no había trampa ni cartón y, el terror, se llegaba a tocar con los dedos. En fin, una buena película para pasar un mal rato.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.