Sombras Tenebrosas: Culebrón fantástico

[xrr rating=3.50/5]
Han pasado dos años desde que Tim Burton horrorizara al público con su libre adaptación de Alicia en el país de las maravillas (2010). Pese a las malas críticas recibidas recaudó el dineral suficiente para que el director tuviera carta blanca a la hora de escoger su próximo proyecto. Este año vuelve por partida doble con el remake a stop-motion de su corto Frankenweenie (2012) -el cuál pinta horrible- y la adaptación del serial gótico sesentero Sombras Tenebrosas (2012) obviamente protagonizado por su actor fetiche Johnny Deepp y su mujer Helena Bonhan Carter.
En 1752, los Collins y su hijo Barnabas zarpan de Liverpool con destino a América para librarse de la misteriosa maldición que pesa sobre su familia. Con el paso de los años, Barnabas (Johnny Depp), un playboy impenitente, se convierte en un hombre rico y poderoso que comete el error de romperle el corazón a Angelique Bouchard (Eva Green). Pero ella, que es una bruja, lo condena a un destino peor que la muerte: lo convierte en vampiro y lo entierra vivo. Dos siglos después, en 1972, Barnabas consigue salir de su tumba y se encuentra con un mundo irreconocible.
Aunque aquí en España no sea muy conocido, el serial -o culebrón- Dark Shadows es obra de culto al otro lado del charco, tanto que estuvo emitiéndose del 1966 al 1971 y contó con dos películas que sí llegaron a nuestro país con el nombre de Sombras en la oscuridad (1970) y Una luz en la oscuridad (1971). Y aunque se hicieron varios intentos por resucitar la serie, todo se fue al garete con la muerte de su creador Dan Curtis.
Años después Tim Burton nos trae su versión de esta serie fantástica protagonizada por un vampiro de 1752 que despierta en los años 70 viendo como su familia está en la ruina y su legado se ha puesto en entredicho por culpa de una libidinosa bruja. Y es que al fin y al cabo Sombras Tenebrosas (2012) no es más que un retrato de una familia desestructurada con problemas de celos, envidias y cuernos, todo ello visto desde la distancia por un personaje atemporal de verborrea shakesperiana y colmillos afilados. Y para que tal culebrón no sea tan melodramático el guionista Seth Grahame-Smith -escritor de Orgullo y prejuicio y zombis y Abraham Lincoln: Cazador de vampiros- añade unas pinceladas de humor -para el lucimiento de Johnny Deepp- haciendo más llevadero y simpático el producto final.
Así pues, celebremos la vuelta de un Tim Burton más centrado en contar una buena historia -y no sólo ambientarla- haciendo gala del sentido del humor que le hizo famoso en películas cómo Bitelchús (1988) y Mars Attacks! (1996).
 
Lo mejor: El conjunto de tragicomedia funciona y engancha.
Lo peor: Puede desconcertar al espectador más mainstream y de fin de semana.
 

Dinos tu opinión!

0 0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Lost Password

Please enter your username or email address. You will receive a link to create a new password via email.